logo


Por: Miguel Silva Bustos*.

La situación en Crimea se tornó grave, por decir lo menos. Primero empezó como una revolución interna por la negativa del Gobierno de Viktor Yanukóvich para anexar a Ucrania a la Unión Europea. Cabe considerar, que esta situación empeoró, ya que la oleada de protestas y manifestaciones llegaron a ser tan fuertes por esta decisión gubernamental que existieron varios muertos por los enfrentamientos entre los civiles y uniformados de ese país. Todo esto tendría un punto culmine, y fue cuando el anterior gobierno dejó el cargo y Yanukóvich escapa a Rusia.

Nada parecia raro en su actuar, ya que se toma en consideración que Ucrania era parte de la URSS y posiblemente tenía familiares en Rusia. Pero, nadie parecía presagiar lo que se venía.

El gobierno derrocado había desaparecido y el nuevo gobierno parecía un “Ave Fenix” en la plaza de Maidán, principalmente por las cenizas provocadas por los enfrentamientos . Mientras tanto, el ex presidente Yanukóvich buscaba apoyo en Rusia, nada mas ni nada menos que de Putin, un ex KGB y hoy primer ministro.

De esta manera, se pensaba que Putin jamás podría apoyar a los argumento de Yanukóvich y no haría nada por impedir su derrocamiento, ya que EE.UU. estaba atentamente observando la situación. Es más, nadie creyó que las tropas que tomaban Crimea eran Rusas, más bien se pensaba que eran de algún movimiento revolucionario de Asia, pero no. En el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia confirmó la presencia de sus tropas militares en Crimea y declaraba que prontamente se irían a votación para definir si quería ser parte de Ucrania o un Estado independiente. Lamentablemente, para Ucrania y el bloque Occidental, Crimea votó a favor de su propia independencia y el 11 de Marzo se declaró una región independiente, quedándose con la mayoría del arsenal de guerra de Ucrania , firmando posteriormente la anexión de esta región a Rusia.

¿Una buena jugada?

Al parecer no, ya que si bien Obama, presidente de EEUU, no quiere entrar en conflictos con Rusia, sí ejerce su presión indirectamente. ¿Cómo? Actualmente el gasto energético de la Unión Europea es gigante, pero este no depende del gas ruso. El gas que entrega este último solo representa el 6% de lo que gasta toda Europa. Pero, se debe tener en cuenta, a pesar de esta mínima cifra, que en algunos países como Estonia, Lituania, Letonia y Finlandia el gasto energético representa un 100% de dependencia del gas ruso. Por lo tanto, esto puso una alarma en la Euro-Dependencia y lo que pensaba la Casa Blanca.

En consecuencia, esta dependencia, a pesar de ser total en algunos países, solo representa el 6% del total de Europa, mientras que para Rusia representa el 70% de la exportación de gas a nivel global. Entonces, ¿Quién es el mas perjudicado?. Es más, EE.UU. ha prometido una nueva estrategia económica y de política comercial.

Por otro lado, Rusia ha amenazado con cerrar el suministro, pero esta acción no sirve, ya que el 54% de las exportaciones Rusas podrían verse afectadas, por lo que sería muy peligroso seguir presionando a EE.UU. y a la Unión Europea.

Por otro lado, Obama ya ofreció un plazo estimado para que la Unión Europea tenga un cambio sobre su gasto energético. Además, quiere ser él el productor y dejar atrás a una complicada relación con Rusia, la cual tendrá que buscar una nueva Política Comercial si quiere seguir manteniendo una buena relación con la Unión Europea.

¿Seguir dependientes del Petróleo y Gas o buscar nuevos recursos para proteger el Medio Ambiente?

Quizás sea un mensaje a la humanidad. Obama declaró que: “Europa tiene que hacer mejor uso de sus recursos naturales para no depender de nadie”. Por lo que buscar nuevas alternativas energéticas  y no depender más del petróleo o gas tendrá que ser el nuevo tema que Bruselas pondrá obligatoriamente sobre la mesa.

Por lo tanto, la búsqueda de una nueva salida al gasto energético nos envía a dos alternativas: Energía Eólica, que cuenta con la mayor planta en Inglaterra, o Energía Nuclear, lo que suena a “regañadientes”, pero que lleva la delantera principalmente por el gigante Alemán. Además, el Reino Unido tiene planeado reabrir la planta nuclear de Somerset y construir otra para aumentar su producción energética, llegando a exportar esta energía dentro de la Región Europea.

Petróleo o Gas. Un nuevo horizonte en el Medio Oriente y África.

Unión Europea tendrá que mirar hacia otra región, principalmente a mercados en el Medio Oriente para el suministro actual. Aunque podría ser un reto político, ya que extendería tanto su Política Comercial como su Política de Influencia sobre regiones que principalmente se encuentran en conflicto y existe una desestabilización política constante.

Rusia y EE.UU. Una solución diplomática.

El primer ministro Putin llamó a Barack Obama para una propuesta sobre la situación en Ucrania, según Washington, lo cual se tendrá que resolver a través de la vía diplomática.

A esto se agrega, que la votación en la Asamblea General de la ONU, donde el BRICS dio su apoyo tácito a Rusia a pesar de las abstenciones, existe una álgida situación a nivel global donde la diplomacia tendrá que demostrar toda su capacidad para no terminar en algo peor que una revuelta civil o unas cuantas protestas mas en Rusia que hagan “tambalear” al gobierno de Putin.

 

* Autor: Egresado de Derecho de la Universidad Central de Chile; con Diplomados en Relaciones Internacionales entre EEUU y América, Integración Regional entre Europa y América, Política Comercial Mundial y Estudios Internacionales en el IEI de la Universidad de Chile. Pasante en el Ministerio de RR.EE. de Chile en la Dirección de Derechos Humanos. Ayudante de Derecho Internacional Público y Derechos Humanos.

Dejar un comentario con:

Loading Facebook Comments ...