Proyecto de ley de aborto

Durante el periodo estival recién pasado en nuestro país, se dio a conocer el proyecto de ley que legaliza en ciertos supuestos la interrupción de un embarazo. Llama la atención la causal de violación, que puede dar lugar a una infracción flagrante al principio de inocencia y al debido proceso. El plazo de doce semanas hace inviable cualquier intento de proceso investigativo que permita esclarecer la configuración de los presupuestos del delito.

Tal iniciativa acarrearía pasar de un aborto en casos específicos a uno de carácter libre, llegando a plantearse la situación de permitir un aborto sin sentencia penal previa, bastando entonces la mera denuncia de la presunta afectada para tener derecho a interrumpir su embarazo, volviendo a los mismos alcances y vicios que tuvo en su época el aborto terapéutico en nuestro país.

Es importante la señal que nuestro sistema jurídico nos debe entregar, en orden a no legalizar una conducta punible sólo por su mera reiteración. Aprobarla legitimaría privaciones arbitrarias e injustas de vida a criaturas que nisiquiera han tenido injerencia en la técnica legislativa, como asimismo el hecho de desnaturalizar la esencia de la ley, apartándose de su característica esencial de generalidad.

El derecho es por esencia un mecanismo de protección de bienes jurídicos, los cuales en colisión no pueden excluir uno por sobre otro, menos tratándose del mismo bien: la vida.

Claudio Pimentel Perez

Claudio Pimentel Perez

Abogado, licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Central de Chile. Miembro del Comité Editorial y Jefe de departamento de Derecho Civil y Derecho Tributario de Nuevo Derecho. Correo: cpimentel@nuevoderecho.cl

Dejar un comentario con:

Loading Facebook Comments ...