logo


El pasado mes de Marzo, mediante Oficio emanado de la División de Auditoría Administrativa, Área de Educación, de la Contraloría General de la República se establece la improcedencia de otorgar la TNE a Licenciados de ciencias jurídicas y sociales, por el hecho de no ser considerados como alumnos regulares adscritos a un programa curricular sistemático y estructurado, y efectuar la práctica profesional -fuera del sistema mencionado- de 6 meses que exige la Ley para los postulantes al título de abogado, que no es remunerada, que tiene una alta demanda de carga laboral,  y que exige movilizarse constantemente por la ciudad.

A la luz de lo anterior, el equipo de “Nuevo Derecho: Creare Scientia in Ius”, compuesto por estudiantes, egresados, licenciados, abogados y académicos, no estamos -ni podemos- estar ajenos ante la problemática que se ha suscitado y que estimamos significa un perjuicio para una persona que si bien no se encuentra adscrito a un sistema como alumno regular, sí está adscrito a un compromiso que exige la carrera de Derecho, que está sujeta a una evaluación, y que además significa un período de aprendizaje para el postulante. Si de algo estamos seguros en nuestra Revista, es que el estudiante de Derecho, no deja de serlo hasta el día del juramento, independiente de cualquier sistema académico.

Por lo demás, este beneficio ha sido reconocido en años anteriores sistemáticamente por las entidades que hoy lo niegan. Esperamos que esta falta de observancia ante una necesidad que es evidente, sea subsanada a la brevedad mediante el restablecimiento del beneficio, empleando el correcto criterio que implica efectuar las consideraciones que hoy perjudican a los postulantes al título de abogado.

A todos los postulantes nuestro apoyo.

 

Equipo de Revista Nuevo Derecho.

Dejar un comentario con:

Loading Facebook Comments ...