logo


FALLO: RECURSO DE QUEJA

Santiago, dieciséis de noviembre de dos mil dieciséis.

Vistos y teniendo presente:

1° Que a fs. 16 comparece el abogado Sr. José Reinaldo Faúndez Vergara, en representación de doña Gloria Angélica Bustos Cisternas, quien deduce recurso de queja contra los integrantes de la Corte de Apelaciones de Santiago, Ministros Sres. Juan Cristóbal Mera Muñoz, Pedro Advis Moncada y la Abogada integrante Sra. Paola Herrera Fuenzalida, quienes pronunciaron sentencia de segunda instancia en la causa Rol N° 18248-7-2015 del 3° Juzgado de Policía Local de Las Condes, que revocó la decisión civil del fallo de primer grado.

Explica que dedujo denuncia infraccional y demanda civil contra Automotora Gildemeister S.A., por infracción a la Ley de Protección al Consumidor, en concreto, a los artículo 3 letra b), por falta de información veraz y oportuna, 12 y 14, por incumplimiento de las reglas para la venta de un producto usado, relatando que la consumidora adquirió, como nuevo, un vehículo marca Mahindra, modelo XUV 500; sin embargo, era usado pues ya contaba con una inscripción vigente a nombre de un tercero, circunstancia que no le fue informada, por lo que la asiste el derecho de opción previsto en los artículos 19 y 20 de la citada ley.

Añade que el tribunal de primer grado concluyó que la actora compró un vehículo creyendo que era nuevo, en circunstancias que no lo era, con lo que la demandada incurrió en una vulneración de sus derechos como consumidora, ordenando una indemnización equivalente al precio neto de la venta, previa restitución del móvil.

Señala que los recurridos, a pesar de haber adquirido convicción sobre la infracción a la ley 19.496, modificaron la decisión civil, por considerar que no se produjo un menoscabo en el patrimonio de la consumidora, ya que el móvil estaba en buenas condiciones, con lo que únicamente ordena la restitución de las sumas pagadas por la primera inscripción y el impuesto pertinente.

Afirma que lo resuelto constituye una falta o abuso grave al revocar el fallo apelado aplicando erróneamente los artículos 3, 14, 19 y 20 de la Ley de Protección al Consumidor.

Solicita se acoja el recurso, se anule la sentencia definitiva de segunda instancia y se pronuncie una nueva que enmiende sus errores u omisiones.

2° Que a fs. 33 los recurridos hacen presente que, en su concepto, el recurso reclama la falta de aplicación del artículo 14 de la Ley N° 19.496 y que la decisión se ajustó a derecho y al mérito de los antecedentes, por lo que estiman que no incurrieron en falta o abuso grave.

3° Que para resolver adecuadamente el arbitrio, es relevante dejar constancia que las resoluciones de primera y segunda instancia establecieron la efectividad de la denuncia, en cuanto la actora adquirió un vehículo que no era nuevo, ya que había sido vendido a otra persona, por lo que la denunciada no cumplió con su obligación de otorgar al consumidor una información veraz y oportuna, infringiendo el artículo 3 letra b) de la ley del ramo.

La divergencia entre ambos fallos pasa, entonces, por la determinación de si esa infracción acarrea o no perjuicio a la consumidora. Mientras el juez a quo sostiene que existe relación de causa a efecto entre el hecho infraccional cometido por la demandada y los daños sufridos por la demandante, los sentenciadores de alzada estiman que ésta padeció perjuicios únicamente en lo relativo al pago del impuesto y la primera inscripción, puesto que recibió exactamente el vehículo acordado en buenas condiciones y pagó el permiso de circulación que le correspondía.

4° Que, en este estado de cosas, no puede pasarse por alto que la circunstancia que sirve de sustento a la pretensión civil de la actora y a la decisión infraccional dictada por los recurridos es el hecho de haberse vendido a la demandante un vehículo como nuevo, en circunstancia que era usado, lo que implica una transgresión del deber del proveedor de proporcionar información veraz y oportuna. De esta manera no es posible, a renglón seguido, negar una indemnización que deriva de ese aspecto central del pleito, puesto que ello acarrea el menoscabo del derecho de la consumidora de obtener una reparación íntegra de los perjuicios sufridos.

En efecto, esa circunstancia fáctica devela que era un elemento relevante de la compraventa celebrada, la convicción de que el automóvil adquirido era nuevo, lo que ciertamente motiva en la compradora el pago de un precio superior al que habría pactado de saber que era usado, de un permiso de circulación propio de un vehículo sin utilización previa, además de los impuestos y primera inscripción concedidos por los recurridos, al punto que el conocimiento de esa condición podría incluso impedir la formación del consentimiento. Entonces, resulta inequívoco que la indemnización a conceder a la demandante debe comprender el pago de todas las sumas desembolsadas por el producto adquirido con la equívoca convicción que era nuevo, puesto que sólo de esa forma se produce la indemnización adecuada y oportuna de todos los daños provocados por el incumplimiento de las obligaciones contraídas por el proveedor.

5° Que, conforme con lo que se ha ido señalado, queda en evidencia que los recurridos han incurrido en grave falta o abuso en los términos del artículo 545 del Código Orgánico de Tribunales en la dictación de la sentencia, puesto que han desatendido lo previsto por el artículo 3 letra e) de la Ley de Protección al Consumidor, al otorgar una indemnización notoriamente incompleta, a pesar de haber establecido el hecho que servía de base para conceder la reparación íntegra del daño, que incluye todas las sumas pagadas por la actora que surgieron de un error provocado por el incumplimiento de la demandada de su deber de información impuesto por la ley, lo que necesariamente implicaba confirmar lo resuelto por el a quo, circunstancia que lleva a acoger el recurso.

Por estas consideraciones y visto, además, lo dispuesto en los artículos 545 y 549 del Código Orgánico de Tribunales y Auto Acordado de seis de noviembre de mil novecientos setenta y dos y sus modificaciones, que reglamenta la materia, se acoge el recurso de queja formalizado de fojas 16 a 28 y, consecuencialmente, se deja sin efecto la resolución de veintiséis de septiembre de dos mil dieciséis, que rola de fojas 178 a 181 del Ingreso N° 1105-2016 de la Corte de Apelaciones de Santiago.

En su reemplazo, y sin necesidad de nueva vista, conforme con lo previsto en el artículo 32 de la Ley N° 18.287, se declara que se confirma la sentencia apelada de veintinueve de marzo de dos mil dieciséis, dictada en los autos Rol N°18248-7-2015 del 3° Juzgado de Policía Local de Las Condes.

Acordada con el voto con contra del Abogado integrante Sr. Correa, quien estuvo por rechazar el recurso de queja pues, en su concepto, los sentenciadores de alzada no han incurrido en falta o abuso grave, sino que, por el contrario, han ejercido las funciones que le son propias dentro de los márgenes otorgados por los hechos del proceso y el derecho aplicable.

No se remiten los antecedentes al Tribunal Pleno, por estimar que no existe mérito suficiente para ello.

Acordada la negativa de enviar los antecedentes al Tribunal Pleno con el voto en contra del Ministro señor Juica, quien estuvo por disponer tal comunicación, porque así lo ordena imperativamente el artículo 545 del Código Orgánico de Tribunales.

Comuníquese por la vía más expedita esta resolución a la Corte de Apelaciones de Santiago y al Tercer Juzgado de Policía Local de Las Condes; sin perjuicio, agréguese copia autorizada de esta resolución a los antecedentes traídos a la vista.

Regístrese, devuélvase el expediente tenido a la vista a la Corte de Apelaciones de Santiago y, hecho, archívese.

Rol N° 73.838-2016

Pronunciado por la Segunda Sala integrada por los Ministros Sres. Milton Juica A., Carlos Künsemüller, Haroldo Brito C., Lamberto Cisternas R., y el Abogado Integrante Sr. Rodrigo Correa G. No firman los Ministros Sres. Brito y Cisternas, no obstante haber estado en la vista de la causa y acuerdo del fallo, por estar ambos en comisión de servicios.

Autorizada por el Ministro de Fe de esta Corte Suprema.

En Santiago, a dieciséis de noviembre de dos mil dieciséis, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.

Fallo PDF: fallo-caso-gildemeister 

Dejar un comentario con:

Loading Facebook Comments ...