logo


“Conflicto en la Franja de Gaza: Hamás e Israel, una historia de conflictos hasta hoy”. Por: Miguel Silva Bustos.

Un poco de historia

Oficialmente el grupo Hamás se creó en 1987, según su Carta de fundación, pero esto no comenzó en ese momento, ya que tenemos que saber que este grupo es una rama de los Hermanos Musulmanes de Palestina, el cual constituye uno de los mayores movimientos islámicos y el más antiguo.Su fundador es Hassan al Bannan (1906-1949), quien creó el grupo en 1928 en Egipto.

El grupo Hermanos Musulmanes de Palestina se caracterizan por querer cambiar o modificar aspectos de dominios de la vida pública y privada: religión, política, economía, educación, entre otros. Por lo que viene a ser la especie de “madre fundadora” de todos los grupos radicales, socio-políticos o violentos en el mundo musulmán, teniendo como objetivo la necesidad de que sus países vuelvan a practicar un Islam de manera rigurosa, superando la decadencia de la comunidad islámica a medida del tiempo.

Para el Movimiento Hermanos Musulmanes de Palestina, la decadencia del Islam fue consecuencia de la interrupción y dominación extranjera. Por lo que era necesario una islamización para hacer renacer las antiguas políticas, resistiendo la dominación extranjera y tratar de detener la promoción y propagación de la cultura accidental. Por lo que este grupo pretendía educar a una nueva generación de musulmanes como hacían con éxito los jesuitas. Esto se logró y extendieron su acción a toda la comunidad musulmana o umma.

Debemos tener en claro, que Los Hermanos Musulmanes no son un grupo violento, ya que se oponían -en principio- a la violencia o terrorismo contemporáneo. Cabe señalar, que de todas maneras tenía una rama armada, pero solo consideraba ocupar el Hard Power para defender tierra musulmana en caso de algún ataque de país o grupo extranjero.

En el caso palestino, la influencia de este grupo siempre fue intensa, como lo ha hecho con Hamás. Este último grupo se fundo en 1987 por jóvenes palestinos que estudiaban en la Universidad del Cairo y que al terminar sus estudios decidieron volver a la Franja de Gaza influenciados por el pensamiento de Los Hermanos Musulmanes. Por lo que el conflicto Judío-Arabe no se puede entender sin conocer de donde nacen estás organizaciones tan criticadas por el mundo actual, pero tampoco sin saber como Israel llegó a ser quien es.

En consecuencia, el sionismo o corriente ideológica Israelita nace en 1880 como un movimiento nacionalista judía por las situaciones de presión constante que vivían en Europa. En este tiempo -durante la segunda mitad del siglo XIX-, vivían el 85% de los judíos en Europa, por lo que se convirtieron en una especie de “patria portátil” como lo mencionó Joan B. Culla. En cambio, en el actual Israel solo vivían en aquel tiempo el 5% de judíos. Por lo que no tenían mayor influencia en la población local. Pero, los primero colonos israelitas dirigieron la mayor parte de esfuerzos y recursos a la compra de parcelas de tierra para entrar a un mercado y crear redes sociales para mantener el grupo de recién llegados.

Al finalizar el siglo, ya habían llegado 25.000 judíos, impulsados por el libro “Estado de los Judíos de Theodor Herlz” (el cual invito a leer para la comprensión Sionista) y la celebración del Congreso Sionista en Basilea, el que se hacía por primera vez. Al crear estas instancias de ideas y políticas, fue Inglaterra y Francia quienes favorecieron finalmente la inmigración judía a lo que es el Estado de Israel hoy. Por lo que los sionistas lucharon por ser una nación independientes. En cambio los palestinos se negaron a negociar una paridad de territorios propuesta por los británicos. Esto último, generó la llamada revuelta árabe de 1936 en donde Inglaterra se obligó a establecer tropas en Palestina. Con esto consiguieron parar las revueltas y los líderes palestinos se exiliaron.

Posteriormente, la ONU aprobó el 14 de mayo de 1948 la resolución 181  como consecuencia de la mala conciencia generada por el Holocausto y que muchos judíos no se sentían seguros en Europa. Al otro día, estalló la guerra y los países árabes: Egipto, Líbano, Siria, Irak y Transjordania, se fueron en contra Israel. Esta duró hasta 1949 finalizando con la victoria de Israel que obtuvo el plan de partición propuesto por la ONU. Fue así como Palestina quedó finalmente separado en Cisjordanía y Franja de Gaza. Cabe destacar, que fueron los Arabes quienes se pusieron a la resolución de Naciones Unidas tanto por la creación del Estado de Israel como el Palestino, porque era el reino de Jordania.

En 1967, se inició otra exitosa guerra para Israel contra todas las naciones Arabes vecinas, lo que provocó una masiva inmigración de refugiados palestinos hacía otros países. En 1965, Yasser Arafat y otros activistas fundaron el movimiento para la liberación Palestina Al Fatah. En ese momento, también se llegó a crear, por movimientos de izquierda, la Organización para la Libertad Palestina o conocida como OLP, pero con un claro líder: Al Fatah. El objetivo de Al Fatah es liberar todo el territorio palestina que pasó a formar parte de Israel, aunque en ese momento solo se enfocó en liberar Cisjordania y Gaza.

Desde 1960 hasta la dedada de los 80′, la OLP adoptó la lucha armada como estrategia para liberar Palestina, pero como no pudo lograr el objetivo, se dedico a realizar concesiones con Israel para conseguir la paz. Fue así como abandonó la lucha armada como estrategia con el fin de recuperar los territorios de Cisjordania y Gaza creando un Estado Palestino Independiente. Es así como nos damos cuenta que las tensiones entre judíos y palestinos no cesaron desde la declaración de creación del Estado Israelita.

Fue en 1987 cuando los palestinos protestaron por la ocupación e injusticias dando lugar a la Intifada. Pero, ¿Cómo se dio? un camión del ejercito israelita chocó contra un taxi colectivo con trabajadores de palestina, de los cuales 4 murieron. El rumor sobre una venganza de muerte del hermano del camionero generó huelgas y protestas. En Israel no se dieron cuenta del impacto generado, pero los palestinos no estaban muy contentos. Por lo que la OLP cambió la estrategia donde primaba la política exterior por sobre una lucha armada. Por lo tanto, el movimiento palestino se articuló en protestas y resistencias pasiva, rechazan o productos e impuestos israelitas, organizándose redes educativas y asistencia de manera clandestina. Incluso, hasta se repartían folletos de programas políticos.

En 1988, se agruparon bajo la organización llamada “Mando Nacional Unificado del Levantamiento” (MNUL), el cual estaba constituido por  Al Fatah, Frente Democrático para la Liberación Palestina (FPLP) y el Partido Comunista. Los cuales venían siendo actores activos después de la declaración de creación del Estado Israelí.  Pero, también existían otras formaciones como la Yihad Islámica que mantuvo su colaboración en Túnez, pero de igual manera lo hicieron con el MNUL en Palestina.

En 1987, un 14 de diciembre se emitió el primer comunicado del Movimiento de Resistencia Islámica, traduciendo todas las ideas a la práctica. Es aquí donde nace Hamás. Indicaban que la Intifada les había convencido de que el Islam era la única solución y alternativa. Cabe señalar, que la primera Intifada  culminó con los Acuerdos de Oslo en 1993 en las cuales se pedía que Israel entregara a los palestinos la administración de Gaza y Cisjordania, que se retirará de aquellos territorios u se diera un acuerdo de paz definitivo. Por el otro lado, la OLP se comprometía a detener la violencia y los atentados a Israel.

En 1994, se estableció la Autoridad Palestina entre la OLP y el gobierno de Israel. Pero, los acuerdos de Oslo representaban problemas desde sus inicios porque no se especificaba las zonas exactas de límites que Israel consideraba su frontera, se dejaron temas para el final como qué iba a pasar con Jerusalén, asentamientos israelíes y la creación o no de un Estado Palestino. De esta propuesta nacieron dos opiniones, bastantes distintas: Unos pensaban -quienes apoyaban- que era lo mejor que los palestinos podían conseguir, mientras que los que rechazaban decían que estos acuerdos consistían en una entrega total y rendición ante todas las políticas que habían hecho. Es decir, Hamás siempre se opuso a los Acuerdos de Oslo por pensar que estaban favoreciendo a los Israel. Además,estos últimos hicieron todo lo posible para empeorar la vida de palestinos.

Hamás nunca estuvo de acuerdo con el proceso de paz. Es más, lo consideraba injusto y desigual, iniciando ataques suicidas en territorio palestino e israelita, convirtiéndose en una ola de atentados y asesinatos selectivos por parte de ambos. Esto continuó por parte de Hamás e Israel optó por la política de puertas cerradas, impidiendo el paso de trabajadores palestinos a Israel e imponiendo toque de queda en áreas autónomas provocando grandes perdidas económicas. En el año 2000, empeoró la situación y se vino la segunda Intifada a finales de septiembre, al ser asesinados 6 palestinos mientras protestaban contra el primer ministro israelí Ariel Sharón en la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén. En menos de dos años todo se convirtió en sinónimo de violencia palestina.

Consecuencias del 11 de Septiembre de 2001 (11S)

El 11 de septiembre, después de que Al Qaeda derribara las Torres Gemelas en New York, todo grupo subversivo que iba en contra de Naciones Unidas o pensamientos de los grandes países -en especial EEUU- eran nombrados como terroristas. Es aquí cuando el movimiento palestino se transformo en sinónimo de terrorismo. La imagen palestina se deterioró enormemente, al punto de identificarlos con Al Qaeda y cambiar su movimiento violento a uno movimiento “terrorista”. Es así que cada atentado se les vinculaba a especies de terrorismo, perdiendo el control de su imagen.

En este sentido, en 2002, los israelíes llevaron a cabo una operación masiva en Cisjordania sin ningún respaldo. Por otro lado, la Comisión Europea elaboró proyectos financiados por la Unión Europea para crear escuelas, viviendas de protección, carreteras, el aeropuerto internacional de Gaza, la emisora de Voz Palestina y el Hotel Continental de Belen, todo lo que piden hoy -2014- a través de las negociaciones de paz con Israel. Todos con un total de 15,5 millones de US, pero fueron destruidos quedando gran parte de la estructura palestina de Cisjordania destruida y la situación económica se agravaba aún más. Por lo tanto, los palestino no tomaron conciencia del 11-S y no cambiaron su estrategia de resistencia con violencia.

Además, y para agravar la situación palestina, Israel empezó la construcción de un muro en Cisjordania, para separar a ambos pueblos y tratar de evitar conflictos. Esta situación no pasó inadvertida, incluso la Corte Internacional de Justicia en 2004 dio su opinión consultiva sobre la construcción del muro declarando ilícito e instaba al desmantelamiento (A/Es-10/273) (Lista General 131, 9 de Julio de 2004).

Hamás en Palestina

Para entender porque este grupo es un actor principal, debemos entender su lógica de pensamiento, como actúan y el contexto en que nació. Hamás nace dentro de un momento estratégico en el cual Palestina perdía apoyo internacional.

La Carta de fundación de Hamas consta de cinco partes. En la primera realiza una introducción al movimiento, expresando que su programa fundamentalista se basa en el Islam. Además, señala que es una de las organizaciones armadas o llamada “brazos armados” de Hermandad Musulmana Palestina, caracterizando por su profundo conocimiento y compresión exacta del islam. Por lo que se reconoce como un movimiento de liberación y religioso islamista, dedicando sus esfuerzos en la educación de fieles en los ideales islámicos y la lucha contra Israel.

Los objetivos son concretos: Liberación de Palestina y la islamización de la sociedad (el Mundo). Esto se explica porque piensan que las personas que son fundamentalistas están más capacitados para derrotar a Israel y atraer a otras personas a islamizarse. Al parecer esta es la estrategia que estarían ocupando en el actual conflicto, según Israel.

Según Hamás la ausencia del islam ha permitido crear la situación actual de conflicto, siendo sus habitantes humillados y expulsados. En este sentido, el Corán los obliga a no ceder a Palestina y esto conlleva cualquier tipo de acuerdo, arreglo, conferencia o plan de paz que suponga renunciar una parte del territorio. Por lo mismo es que Hamás no aceptó los acuerdos de Oslo, ni tampoco ha querido aceptar actualmente las treguas o el respeto de ellas.

La visión de Hamás es totalmente cerrada, dice que no hay otro camino que el Yihad, al punto de señalar que las conferencias internacionales son falsas y una perdida de tiempo.

En cuanto a la relación con otros movimientos islámicos en palestina, Hamás muestra su respeto y aprecio aunque no coincida con los ideales siempre que no se entreguen al Oriente Comunista o al Occidente (EU y América). En este sentido, el OLP es la organización más próxima a Hamás compartiendo la misma patria, destino y enemigo: Israel.

Hamás sostiene que bajo la protección del Islam es posible que los miembros de todas las religiones convivan en paz y tranquilidad, presentando cordialidad y sensibilidad ante los cristianos. Por lo que no actuará ningún musulmán ni contra ellos o musulmanes siempre que se demuestren pacíficos hacia ellos. En consecuencia, Hamás no justicia que lucha contra los Judíos, sino que contra el Estado de Israel por ser “agresivo y usurpador”.

Campo de acción de Hamás

Hamás cuenta con una organización solida que actúa en tres frentes: militar, social y político. Estos, según su líder, no se pueden fraccionar, ya que separarían el “alma del cuerpo”. Pero dejemos algo en claro: Es la rama política la que diseña la agenda sobre la organización y lo que se decide llevar a cabo.

Desde el eje social, la actuación cubre diversos planos y se considera a Hamás, en Palestina, como un eje más social que militar. Esta es la cara desconocida del movimiento y que el grupo supo aprovechar, principalmente en un contexto político desfavorable al ser agravada la situación de palestinos después de la segunda Intifada. Algunos han calculado que el 90% de su actividad se realiza en beneficio y asistencia de palestinos más necesitados, lo que abarca desde educación cultural y religiosa de jóvenes, pasando por necesidades básicas, mortandad o asistencia a los presos en cárceles israelíes. Otros más extremos dicen que el porcentaje es más elevado o casi total, lo cual se descarta por el arsenal o armamentos que tiene el brazo armado.

Los servicios asistenciales han jugado un papel de prevención, ya que es este mismo grupo quién ayuda a prevenir emergencias humanitarias, según el informe ICG, asumiendo funciones esencialmente sociales, tales como mantenimiento de colegios y hospitales. Por otro lado, el PIB de Gaza en 2010 fue de 11.950, sin contar el conflicto que debe soportar reduciendo su poder de compra, ahorro o inversión, incluso en el año 2006 en Gaza el 80% de la población vivía en el umbral de la pobreza. La UNRWA es la que más provee a organizaciones benéficas islámicas, donde Hamás es mayoritaria. ¿Qué paradójico, no?

Cabe señalar, que hay muy poca información sobre las finanzas y el presupuesto anual del movimiento, pero se calcula en uno 10 mill de US que provienen de donaciones particulares de árabes, palestinos o partidarios musulmanes.

Respecto de las organizaciones de beneficencia, distribuyen ayudas tras una solicitud o investigación en terreno para determinar quiénes son los que necesitan ayuda, quienes se les da dinero o alimentos. Esto se realiza, principalmente, para evitar la humillación que va asociada a pedir limosna. Esta red de asistencia se encontraran voluntario y profesionales. Incluso estos se contratan con un presupuesto anual y se tiene control sobre los gastos de manera estricta.

A pesar de que Hamás es conocida como una organización de asistencia, también es lo es de manera militar. Desde el primer momento se caracterizó por su extrema violencia. Por lo mismo, las Autoridades Palestinas cerraron varias organizaciones caritativas vinculadas a Hamás e hizo bloquear cuenta de algunos miembros. Por lo que es difícil definir la vinculación social y militar. Para algunos la red de asistencia no es mas que un verdadero negocio obteniendo dineros para destruir a Israel.

Respecto del eje militar, Hamás se apoyó de dos grupos para desarrollar el ala militar: Los Sagrados Guerreros de Palestina y las brigadas Izz ad Din al Qassam, la últimas siendo intolerantes a Israel. Pero, ¿Dónde nació el efecto particular en la imaginación publica sobre los ataques? en la represalia de la matanza de Hebrón donde colonos (israelitas) asesinaron a 29 fieles. Hamás prometió vengase y estalló bombas contra soldados israelitas en 1994. En ese momento, Hamás se da cuenta del impacto que generó y adopta como forma de lugar la militarización.

Los ataques contra civiles israelitas se justifican por haber matado a civiles palestino y así recíprocamente. También, Hamás ha hecho ofertas de negociación para salvar civiles de ambas partes, pero es Israel que declara que no negociará con terrorista, por lo que se frustran este tipo de acciones seudo “humanitarias”, según el pensamiento de Hamás. Por lo tanto, la violencia no  es justificación suficiente para presentarlo como “moda” política o religiosa. Inclusive, en el Islam está prohibido el suicidio, pero no así la muerte del mártir o la inmolación propia si es aceptada por el bien común de los demás. Por lo que se acepta en caso de desesperación, rabia o la impotencia. En todas estas Hamás argumenta cada acto, como también lo hizo Al Qaeda.

Hamás en vías de la política

En palestina hay dos ideas como se podría terminar el conflicto con Israel:

A) Que Al Fatah ponga en funcionamiento la implementación de los Acuerdos de Oslo, en el cual se vuelve a reconocer, después del 2011, que existe un Estado Palestino y, a la vez, que existe un Estado Israelita.

B) Pero, fue Hamás quien se opuso a este tipo de acuerdos, exige la creación de un Estado solo habitado por palestino sin que se reconozco a Israel.

¿Existen algunas diferencias entre estos dos grupos?

Si, claramente. Al Fatah no tiene base religiosa, sino política. En cambio Hamás es totalmente fundamentalista y basada en el Islam, inspirados por la Hermandad Musulmana. Incluso, estas diferencia han llevado casi a una guerra civil en más de algún momento.

Las relaciones con de la izquierda palestina tampoco han sido fructíferas, por lo que continúan estando en una mutua desconfianza y divisiones ideológicas. Además, el hecho que Hamás no reconociera a la OLP como el único representante del pueblo palestino según la izquierda palestina, se debía a que Hamás siempre quiso ser el líder . Por lo que el Yihad Islámica y Hamás siempre han sido ambiguas en sus posturas, porque van contra Israel, pero pensando en forma diferente. Inclusive, la Yahid es mucho más extremista que Hamás y que hoy los vemos avanzando hacia un inminente ataque a Siria, ya que la actividad de ellos está más orientada al plano militar.

Por otro lado, están los palestinos en Israel que representan el 20% de la población, que pelean políticamente libres en elecciones en Israel. Estos mismos han apoyado a Hamás y quienes fueron acusados de canalizar fondo de la ONU para organizaciones caritativas afiliadas a Hamás.

Otro punto importante fue la muerte de Yasser Arafat, ya que marcó el fin de una era política en palestina y un giro en la política en toda la región de Cisjordania y Gaza.

La participación de Hamás en las elecciones fue sorpresivo y creó un paso importante a la transformación del movimiento como un actor político activo. Por lo que Al Fatah se vio disminuida en fuerza política, mientras que Hamás impuso su trayectoria, honestidad y eficacia en todas las actividades que había realizado. Es cierto, también, que el programa de Hamás nuevamente se centró en temas sociales, el derecho de propiedad para palestinos, los desplazados, refugiados, así como otros derechos. Considerando como elemental la ciudad de Jerusalén, las fronteras, agua y un Estado palestino plenamente soberano. Ademas, la campaña de Hamás no utilizó a la religión, pero si los lugares como las mezquitas para dar a conocer la campaña de su movimiento, lo que giraba en toro a un cambio y reformar la red de corrupción, desempleo y malos manejos que se había formado por Al Fatah, es por esto que hasta la campaña se llama “Cambio y Reforma”. Es decir, Hamás trató de transformar su imagen militante en la de un actor político y constató asesores para conseguir el objetivo. Tomó técnicas modernas con lemas y mensajes claros a la población.

En consecuencia, Hamás se vio obligado a participar en la elección y gestión de los asuntos de la vida cotidiana, en donde salió ganador con un 60% de votos a favor, siendo una sorpresa para el mundo. Cabe destacar, que EE.UU. e Israel apoyaban a Al Fatah y el triunfo de Hamás solo provocó tensas relaciones a futuro.

Hamás en el poder

Hamás al entrar al poder tenía un objetivo: posicionar su política y su forma de vida. Por lo tanto, entró en guerra con Al Fatah y los expulsó el 2007 de la Franja de Gaza. Todo esto se tradujo en enfrentamientos permanentes en beneficio israelita. Al “dejar” el poder Hamas, sucedieron ataques en 2008 y 2012, sobre territorio gobernado por Hamás, pero la Autoridad Palestina (Abbas) no respaldó al movimiento extremista. En este sentido, los acuerdos de unidad no implicaba que Hamás tendría poder. Pero implicó una apuesta formal para el abandono de la violencia y el reconocimiento de Israel. Condiciones que con el tiempo no llegaron a buen puerto. Es así como EE.UU. y Unión Europea tuvieron que reconocer la inevitable anexión de Hamás al gobierno palestino, pero solamente conversar con la Autoridad Palestina a nivel internacional.

Y, ¿Los otros países que dicen en la actualidad?

No hay incidencia por parte de Reino Unido y Francia, manteniendo el silencio, hablando de lo humanitario, pero no es la solución política que se necesita. Rusia no puede sostener ningún acercamiento por el conflicto Ucraniano y solo quedaría EE.UU. para que influenciara a Israel para parar los Ataques.

¿Qué es lo que pasa hoy en el territorio?

Hamás tiene 20 mil hombres armados y que han construido una especie de enjambres para infiltrarse a Israel, disparando más de 2.500 bombas desde el inicio del actual ataque en 2014. Cada uno de estos proyectiles han tenido un alcance de 160 km, incluyendo que los misiles caen en zonas estratégicamente pobladas. Estos misiles son fabricación iraní o siria, pasan por Sudán y de ahí al Sinaí por los túneles llegan a la Franja de Gaza, sin considerar a los privados financiamientos privados.

Por otro lado, ya han muerto 32 soldados israelíes, que pareciera poca cosa en comparación a los 1000 muertos en Palestina, pero representa un numero superior a los ataques del 2008 y 2012, sin considerar que existe un escudo protector o escudo de hierro, sino serían aún más las bajas en el territorio israelita.

Además, Hamás a radicalizado su actuar, sin contar con el apoyo total de la Autoridad Palestina. Por lo tanto, el movimiento debe entender que si hay una solución política es a través de la asistencia, fue lo que los ayudó a ganar poder.

También, por parte de los lectores, se deberá entender que Hamás no solo es un grupo militar, sino que ayuda de manera asistencial, por lo mismo ocupa ambulancias, hospitales y colegios. Los palestinos deberán aprender, con el tiempo, de países más pequeños que han podido surgir como gigantes económicos si es que quieren salir de su condición de pobreza y soledad.

También debemos aclarar que Israel ha pasado los limites del derecho internacional humanitario y se debe hacer responsable de las muertes de millares de palestinos y viceversa. Claramente un país se puede defender, pero debe tener limites en su actuar.

En consecuencia, el punto de tregua, la diplomacia y la ayuda de órganos internacionales deberán ser el camino para establecer responsabilidades y poder avanzar diplomáticamente sin odios y sin pensamientos fundamentalistas de ambos si es que se quiere llegar a una solución en el siglo XXI y no en las viejas y odiosas peleas de siglos atrás.

 

Miguel Silva Bustos.

Dejar un comentario con:

Loading Facebook Comments ...